La Selección Argentina se entrenó la tarde de este lunes en el estadio Rafael Mendoza Castellón, de propiedad del Club The Strongest, de cara a su partido de mañana martes ante Bolivia por la segunda fecha de las Eliminatorias al Mundial de Catar 2022.

Bajo estrictas medidas de seguridad la delegación albiceleste llegó a las 15:55 al escenario ubicado en la zona de Achumani, donde aficionados argentinos y bolivianos se dieron cita para observar a los rioplatenses, especialmente a su estrella, Lionel Messi.

Con gritos de Messi, Messi, Messi…, los hinchas recibieron a la Selección Argentina, que arribó al Rafael Mendoza en dos buses y escoltados por miembros de la Policía Nacional, cuyos vehículos hicieron sonar sus sirenas para abrir paso y como anuncio de que la delegación visitante estaba ingresando al estadio de los aurinegros.

Dos horas antes a la llegada de los bicampeones del mundo los aficionados comenzaron a poblar las diferentes arterias que permiten el acceso al Rafael Mendoza pero principalmente la calle 34, donde se ubica la puerta principal. El cerro que se encuentra detrás de la tribuna de preferencia se llenó de espectadores, quienes siguieron desde las alturas el entrenamiento de los argentinos.

Los dirigidos por el técnico Lionel Scaloni trabajaron hasta las 17:20 para luego abandonar el escenario de Achumani, con el mismo control y resguardo de la Policía.