Hace tres años el mediocampista Rudy Cardozo pudo cumplir su anhelo, jugar en The Strongest.  El destino hizo que antes de vestirse de aurinegro tenga que pasar por Bolívar, Portuguesa (Brasil) y Wilstermann. “Yo le pedí a Roly (Aguilera) que pudiera irme el 2007 a un club tan grande como es The Strongest y no se pudo por diferentes motivos, pero hoy estoy acá cumpliendo ese sueño”, contó el tarijeño en entrevista con el departamento de prensa del Decano del fútbol profesional.

“Es la institución más grande de Bolivia, sabemos que es un prestigio vestir esta camiseta y un orgullo. La verdad que todos desean estar en este club y no es fácil. Es un equipo que merece muchas cosas, tiene mucho respeto y es una familia”, afirmó el volante creativo.

Acotó que se siente feliz y orgulloso de defender los colores del Tigre, donde afirma haber vivido tres años muy buenos. “Estamos en deuda con la gente y seguramente vamos a seguir trabajando duro para llegar donde nosotros queremos y darle una alegría a la hinchada”, dijo Cardozo.

Agradeció a la afición por su apoyo y por haberlo respaldado desde el primer momento que llegó a la entidad aurinegra.

En relación al entrenamiento virtual que viene efectuando el equipo en esta cuarentena por la pandemia del Covid-19, aseveró que se está trabajando intensamente en la parte física, cumpliendo disciplinadamente las diferentes labores que encarga el cuerpo técnico.