Desde niño tenía la ilusión de jugar en un club grande y su anhelo se cumplió rápidamente. El joven delantero Viviani Ancieta llegó a The Strongest el 2018 y desde esta gestión forma parte del plantel profesional del club aurinegro.

“La verdad que fue un sueño, yo no pensé que un club tan grande iba a fijarse en mí. Desde niño soñaba con algo así, pero no imaginé que se iba a dar tan rápido el poder estar sentado junto a gente con tanto recorrido”, señaló en entrevista realizada por el departamento de prensa de la entidad de Achumani, mediante la plataforma Zoom.

Desde su llegada al Tigre hasta mediados del 2019 fue parte del equipo de reserva, para luego ser cedido a Arauco Prado, plantel con el que disputó la Copa Simón Bolívar. A fines del año pasado se sometió a un período de prueba  y logró convencer a Mauricio Soria, quien por ese entonces era el director técnico del primer equipo, para ser tomado en cuenta como uno de los Sub-20 de cara a la gestión 2020.

“La verdad que estoy muy agradecido con el profe Soria, él fue quien me abrió las puertas del club. Yo venía de jugar el Nacional B y quería quedarme, era un sueño poder ser parte del Tigre, por eso vine con mucha garra”, contó.

En relación a los entrenamientos que vienen realizando vía Zoom, calificó la preparación de exigente. “Venimos trabajando con el club por zoom, la verdad que los trabajos están fuertes. En el tema de fuerza estamos muy bien, 100 puntos”, aseveró.