Tigres del Futuro, una nueva metodología de formación PDF Imprimir E-mail

Fuente: Página siete

Los atigrados quieren captar talentos en todas las categorías para perfeccionar su labor y ya no escuelas de fútbol abiertas a todo el público como hasta ahora.

Diego Gonzáles  / La Paz

“Priorizar la formación de valores a la comercialización”. Ese es el ambicioso proyecto que tiene The Strongest para sus categorías inferiores. Tigres del Futuro es el nombre del plan. No será  una escuela de fútbol sino un centro de formación de jóvenes con talento. El trabajo  comenzó este año, en tres categorías, y en 2019 se hará en toda la cantera atigrada. Esta idea tiene un plazo de tres años para comenzar a observar sus primeros frutos, según manifestaron miembros de la dirigencia atigrada.

Con la llegada del entrenador especializado en divisiones inferiores  Daniel Rosales  se dio un puntapié inicial a esta nueva metodología de formación que tendrá el club atigrado. El técnico venezolano ya trabaja en Achumani desde principios de año y dirigió su primer partido con la reserva atigrada el pasado sábado, duelo que ganaron los aurinegros por 2-0 a San José por la jornada inicial. 

El principal objetivo  de este trabajo es que las escuelas de fútbol atigradas ya no sean abiertas, si no se trabaje con niños y jóvenes que tengan talento para el deporte, explicó Héctor Montes, quien desde el año pasado es el encargado de las divisiones inferiores del Tigre. 

“Se comenzó con una selección de talentos en las categorías más altas, que creo que es lo que corresponde a una institución como The Strongest, que en lugar de ver la parte comercial, ahora es la formación la prioridad. Empezó el proyecto y esperemos que a mediano y largo plazo dé frutos”, dijo Montes. 

Rosales fue el encargado de captar 50 jóvenes entre más de 1.500 para las categorías Sub-17, Sub-18 y la reserva, “con los que  trabajamos más días a la semana para que lleguen a comprender lo que queremos, al ser categorías que son cercanas al primer plantel”, dijo el técnico. 

Además,  el venezolano explicó que a mediados de año también se realizará una captación de talentos en la categoría femenina, última selección que habrá en 2018. A partir de enero del próximo año se buscará  jóvenes en posiciones específicas para las categorías Sub-17, Sub-18 y la reserva, “con la idea de reforzar el plantel”. 

La idea del formador es que se pueda juntar el talento del niño y joven boliviano con una metodología de trabajo diferente “que le enseñe a utilizar bien las habilidades”, a lo que sumó el plus “de la garra de The Strongest”, algo que él comprendió en su pasado en el cuerpo técnico del primer plantel y ahora quiere “empapar” a los miembros de la escuela. 

Pero este proyecto se agrandará a otras categorías el próximo año. “En las academias de cinco a 15 años  se realizará el campamento vacacional. Los mejores niños que quieran iniciarse en el club The Strongest podrán  ser evaluados y seleccionados. Los niños con mayores habilidades y destrezas innatas para desarrollarlas dentro de las academias serán elegidos”,  aseguró Rosales.  Pero el venezolano no sólo llegó con la idea del trabajo en divisiones inferiores, también en la formación de instructores con la metodología que utilizó en su pasado en distintos clubes de su país y también la selección llanera. 

Desde la pasada semana, todos los técnicos de inferiores de The Strongest pasan cursos de actualización, algo que también se repetirá dentro de poco y no sólo para los trabajadores de la institución de Achumani, ya que se darán seminarios abiertos para formadores de otras academias y escuelas de fútbol. 

“El profesionalismo de Rosales y todo el cuerpo técnico multidisciplinario es algo que generó mucha expectativa y muestra un cambio de actitud, incluso con los profesores que trabajaron antes con nosotros, porque empezó con capacitación a los técnicos y genera una forma de trabajo diferente”, resaltó el dirigente  Montes. 

Rosales fue parte del cuerpo técnico de César Farías y luego de su hermano, Daniel, el año pasado, pero trabajó como ayudante de campo y sin ver a las divisiones inferiores que en ese momento eran dirigidas por Sergio Óscar  Luna.
 

“Queremos tener jugadores preparados para la primera”

Diego Gonzáles  / La Paz
El director del proyecto Tigres del Futuro, Daniel Rosales, quiere cambiar el estilo de entrenar con las divisiones inferiores, en busca de un juego moderno. El venezolano divide su trabajo en tres categorías: inicial, desde los cinco años hasta los 13; de desarrollo, desde los 14 a los 16;  y superiores, con  jóvenes de 17 años para adelante. 

¿De qué se trata el proyecto Tigres del Futuro?

Iniciando con la categoría Sub-5 en cada una de las academias se está cambiando la metodología, se está entregando la metodología indicada a cada uno de los  entrenadores, para que a partir de las nuevas ideas de juego que se quiera plantear en todas las divisiones  poder dar  esta nueva cara a las categorías inferiores. 

¿En qué cambia esta nueva forma de entrenamiento?

Cambia en la cantidad de contacto con el balón de manera diaria, el tema de la destreza motora, hablando de las categorías iniciales. El trabajo de fuerza a partir de la categoría de desarrollo y en las superiores, el tema táctico. Para esto necesitamos la cantidad de contacto con el esférico correcto  en todas las categorías, que haya mayor cantidad y mejor calidad, lo que permitirá que en las categorías superiores podamos plasmar la idea de un fútbol moderno, con posesión de la pelota y transiciones rápidas.
¿Cuánto cree que tarde en dar frutos este trabajo?

Hablamos de un proyecto con objetivos a medianos plazo, esto quiere decir a tres años;  entonces, en este principio, para tener un resultado,  este año necesitamos jugadores formados, pero podremos trabajar con categorías de formación. La idea es en la Sub-15 trabajar de esta manera para que se vea reflejado. Hay que tener paciencia y constancia. El tema de la metodología, así como convencimos a las categorías superiores, lo hagamos desde la academia para que tengan la paciencia. Esto nos permitirá tener jugadores mejor preparados cuando lleguen a la primera división

 ¿Cuál es el secreto para esta formación exitosa?

Hay que confiar, tener paciencia. No porque la fruta no está dulce no quiere decir que no madurará. 

¿Cómo ve las divisiones inferiores en Bolivia?

Primero que nada hay mucha vocación de los entrenadores, los profesores tienen pasión,   entregan bastante de su tiempo a los jóvenes, pese a no ser muy rentable. Considero que habría que hablar un poco de la modificación de las formas, no de fondo.  Bolivia tiene una forma de ser en su gente muy interesante, son personas muy educadas, respetuosas con muchos principios y valores. Entonces simplemente es transformar algunas cosas para que ese gentilicio se vea reflejado dentro de la cancha, sumándole esa garra, entrega y compromiso y la pasión que significa The Strongest. 

También junto al proyecto se tiene un trabajo interesante en otros rubros. ¿Cuánta importancia tiene la psicología en la formación?

 

Nosotros estamos con un programa especializado en este ítem, con la psicóloga Paola Monasterios. Hablamos mucho de valores y sentido de pertenencia en las categorías de iniciación. En la categoría de desarrollo y en las mayores enfocamos la labor en tres puntos del manejo emocional, el aquí y el ahora y la activación mental. Hacemos un seguimiento cercano a jugadores que deben superar paradigmas del pasado. Estamos muy satisfechos con el trabajo de nuestros psicólogos.